martes, 6 de septiembre de 2016

Reseña de Silencio. A corazón abierto

Título: Silencio. A corazón abierto
Autor: J.D. Martín
Número de páginas: 158        
















Sórdido, mujeriego, egoísta y pendenciero. Y eso que es el bueno. En su nueva novela, independiente del resto, Jonathan Silencio recibe una extraña llamada de socorro. Temiendo una trampa, pero tentado por la posible recompensa, el detective de lo paranormal se enfrentará a un caso en que los humanos serán los más peligrosos monstruos y también la única ayuda posible. Esta vez, saber la verdad le obligará a conocerse más a sí mismo. No será un caso fácil.



Quiero comenzar agradeciendo a J.D. Martín, uno de nuestros primeros acercamientos con autores que quiso colaborar con el blog para que reseñáramos la historia de Jonathan Silencio. Un detective de lo preternatural que se gana la vida cazando monstruos. Cuando leí la sinopsis del libro quedé intrigada y le dije a Nat “este libro es mío, yo lo quiero leer”. Y así fue. 


En mi más sincera opinión, me sorprendió mucho de que iba toda la historia, e incluso hubo partes que me hicieron pararme de la cama y abrazarme a mí misma por los escalofríos (historia verdadera) que sentía al ir atando cabos con Silencio. También me sorprendió que la historia estuviera escrita de la forma más real posible, aun considerando que todo el asunto de lo sobrenatural es un tema dudoso. Pero este escritor te hace ser parte de la trama, te hace sentir y creer que todo ese mundo lleno de magia, maldiciones y fantasmas, es real. Y que tú vives en ese mundo.  


 «A veces, la ignorancia es una bendición para los humanos, aunque en la mayoría de los casos resulte tan sólo una costumbre.»



                                                                      La trama/narración:


 La historia parte de una llamada desconocida para Jonathan Silencio, nuestro detective y personaje principal. Aunque él sabe que la llamada es todo menos real se encamina al pueblo al que es citado para ver de qué va el caso sobrenatural que se le ofreció en dicha llamada. Al llegar a su destino se encuentra con que, aunque si hay un caso, detrás del mismo se encuentra un productor de cine famoso que quiere aprovechar la historia y los conocimientos realísticos con lo preternatural de Silencio para hacer una película de terror y saltar de nuevo a la fama. Silencio esta para resolver un caso, pero si un famoso obsesionado con los fantasmas y su sequito quieren también pagarle, para él es mucho mejor. Y lo que comienza como un caso sencillo, al pasar las páginas y ser parte de ciertos acontecimientos, deja al descubierto una historia desgarradora en tantas formas que acabara por conquistar a cualquier lector/a. 


                                                                 Personajes:


1. Jonathan Silencio: Es probablemente todo lo que tu sentido común te dice que no quieres como novio, y yo personalmente lo llegue a detestar un poco por lo mujeriego que era y por lo mucho que pensaba en el dinero, pero tenía otros cientos de cosas buenas que compensaban esos dos males. Es un hombre inteligente y es bueno, por no decir el mejor, en lo que hace. Siempre está preparado, en guardia, contando con ciertos poderes extras que le ayudan a sobrevivir, y nunca dejando de poner en práctica la envidiable malicia que lleva incluso a sus mejores pagadas vacaciones. Es un hombre sin asentamientos, sin familia, y todo por ser un cazador. Ha dedicado, hasta donde recuerda, toda su vida a la caza de creaturas que ni tu ni yo vemos a la luz del día, dejando de lado el sentimiento mas profundo, el amor.


«Después de todo, no hay una división clara entre este lado y el otro. No se puede decir que los vivos sean buena gente y los muertos, monstruos. No hay monstruos absolutos, tan solo desesperaciones absolutas, a ambos lados del velo.»

2. Ambrosio Borroso “Blackrose”: Es el productor de cine que contrata a Silencio para que con sus conocimientos le ayude en el caso con el que piensa hacer una película. Blackrose es un personaje obsesionado con los misterios, los fantasmas y todo el asunto tenebroso, sin embargo, es ignorante al peligro que expone adentrarse a este mundo. No es hasta el final que recapacita y muestra respeto al hecho de que la oscuridad no es buen escenario para jugar con cámaras. 

«Era un idiota peligroso, hipnotizado por la posibilidad de encontrarse con lo sobrenatural. Uno de tantos idiotas que desean vivir una aventura, enfrentar lo desconocido. Nadie en su sano juicio quiere aventuras más allá de la pantalla de un cine o las páginas de un libro. Las aventuras sólo son buenas cuando podemos pararlas a voluntad.»


3. Hécate: Es la pareja romántica de Blackrose, su relación corre al estilo amo y sumisa, aunque de esta parte no se habla mucho en el libro. Hécate no se muestra amistosa con Silencio desde un principio y es bien recibido ya que a Silencio tampoco le agrada. Este personaje da la impresión de ser secundario en un principio, pero es tan principal como Jonathan Silencio. No se duerman, quienes hablan menos en las historias tienden a sorprender. 


«Nunca, desde que tengo memoria, he actuado por amor. Casi siempre por dinero, a veces por venganza, por pura pasión. En unas pocas ocasiones, tal vez, lo he hecho buscando justicia. Pero jamás por ese amor loco, estúpido y desinteresado que el doctor encontró en Hécate. Por eso no me mató cuando pudo, por eso seguía vivo y ella estaba muerta. Era algo para pensar.»


4. Doctor Velasco: Era un médico revolucionario de la época en que vivió. Tuvo la desgracia de perder a su hija por una enfermedad que ni él mismo pudo curarle. Con la pena en el alma de no poder curar a su hija decidió momificarla para cuando tuviera la vacuna perfecta devolverle la vida. De la luz a la oscuridad Velasco se adentró a un entorno sin retorno, pero con un solo sentimiento: el amor más genuino y real que le llevara a conseguir la fuerza suficiente para revivir a su hija y estar con ella en el descanso eterno. 


 «–¿En qué piensas, Silencio? –preguntó Rebeca, que había vuelto al ver que yo no salía con ellos.»


«–En que el amor sólo descansa cuando muere. Un amor vivo es un eterno conflicto.»


                                                                 
                                                              Datos reales:


«Hace ya algunos años una querida amiga compartió en nuestra red social la historia, en parte leyenda, de un médico que conservaba momificada a su hija, esperando contra toda esperanza que surgiese una cura para su afección. Basándome en esa leyenda, allá por el 2003, escribí el relato que sigue. Como tantos otros lo compartí en las redes y quedó olvidado. Había más capítulos que escribir, más historias que contar. Después empecé con Jonathan Silencio y, con el tiempo, recordé al buen doctor y su hija. Y así nació la novela que acabas de leer.»

                                                                                                                    
                                                                                                             J.D. Martín


5/5


















2 comentarios:

  1. ¡Hola! No había oído nada sobre esta novela ni sobre el autor, pero tiene una pinta estupenda después de leer tu reseña. Me gusta que te haya hecho sentir tan dentro de la historia como para sentir miedo de verdad y creértela enterita. ¡¡Me gusta!!

    Un besazo y gracias por la reseña porque me apunto la novela. ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!, me alegro que te haya gustado la reseña. J.D. Martín es un escritor español y el libro está disponible en formato Kindle en Amazon. De verdad es una historia que vale ser leída y releída, de hecho, esta mi lista de libros favoritos. Espero que lo leas y te encante igual que a mí.

      Besos y abrazos para ti :)

      Eliminar

Este blog se alimenta de comentarios, así que no olvides comentarnos que te ha parecido la reseña, el tag o algún otro contenido en el blog. Si tienen algún blog pueden dejarlo junto a su comentario y nosotras pasaremos por allá. Gracias.